Robinson Canó no está rindiendo

Robinson Canó no está rindiendo

Robinson Canó después de ser adquirido de los Padres de San Diego, los Atlanta Braves apostaron por el esta temporada para ocupar la segunda base.

El dominicano Robinson Canó solo está bateando para un porcentaje de bateo AVG: .222, en 5 juegos y 18 turnos al bat.

No es lo que esperaba la gerencia del equipo después de un comienzo arrollar que tuvo en primer juego de la temporada.

A Continuación en este artículo le mostramos como le fue en el primer juego de lujo con los Atlanta Braves.

Robinson Canó, truena anoche en su debut con su nuevo equipo los Bravos de Atlanta (VIDEO)

Robinson Canó que fue colocado como noveno bate en la alineación de los Bravos de Atlanta.

No defraudó al equipo en su debut.

Registró un par de hits la noche del lunes en su debut con los Bravos de Atlanta.

Como parte de una derrota por 4-1 ante su ex equipo, los Mets de Nueva York.

VER VIDEOS DE ESTOS DOS HITS DE ROBINSON CANO AL FINAL DEL CONTENIDO DE ESTE ARTICULO.

Canó anotó el primer hit de la noche de los Bravos contra Max Scherzer en la parte baja de la tercera.

Cuando conectó un roletazo al lado derecho que evadió a su compañero segunda base Luis Guillorme.

Más tarde, en el octavo, Canó conectó otro roletazo ante el relevista Adam Ottavino.

Esta vez, la pelota fue golpeada más cerca de la base de la segunda base.

Canó está en su tercer equipo de la temporada. Abrió el año con los Mets, pero fue liberado después de luchar en 12 juegos.

Luego firmó con los Padres de San Diego, apareció en otros 12 juegos y fue liberado después de que rechazó una asignación opcional.

Los Padres volvieron a firmar a Canó y posteriormente lo cambiaron a los Bravos el domingo por dinero en efectivo.

Ingresó el lunes habiendo bateado .149/.182/.189 en 77 viajes al plato. Esos números se verán mejor el martes.

A los nuevos compañeros de equipo de Canó no les fue tan bien contra el cuerpo de lanzadores de los Mets.

Scherzer limitó a Atlanta a una carrera y tres hits (un jonrón solitario de Austin Riley) en siete entradas mientras golpeaba a nueve bateadores y no daba boletos.

Ofensivamente, los Mets fueron liderados por el antes mencionado Guillorme (quien jonroneó) y Pete Alonso, quienes anotaron un par de carreras en la noche.

El abridor de los Bravos, Max Fried , fue inusualmente salvaje. Caminó a cinco bateadores en cinco entradas, convirtiendo strikes en solo 55 de sus 99 lanzamientos.

Los Mets entraron en juego con una ventaja de un juego y medio sobre los Bravos en la División Este de la Liga Nacional.

Esa fue la primera vez que alguien estuvo a dos juegos de los Mets en la carrera de la división desde el 30 de abril.

El proceso de Canó este año

Después de bombardear con los Mets y los Padres, Robinson Canó tiene una última oportunidad de prolongar su carrera en las Grandes Ligas.

Después de haber sido firmado por los Bravos de Atlanta, lo que lo puso de regreso en el Este de la Liga Nacional y una batalla por el título de la división.

Cano comenzó la temporada con los Mets, pero fue liberado después de 12 juegos. Firmó con los Padres.

Apareció en otros 12 juegos y fue liberado después de que rechazó una asignación opcional.

Los Padres volvieron a firmar a Canó y posteriormente lo cambiaron a los Bravos el domingo por dinero en efectivo.

Ingresó el lunes bateando .149/.182/.189 en 77 viajes al plato.

“Sé el trabajo que he puesto en la temporada baja y siempre he creído en mí mismo y en las cosas que hago para prepararme”.

Dijo Canó luego de la práctica de bateo el lunes.

“Siento que todavía puedo jugar este juego”.

Se irritó cuando le preguntaron si pensaba que los Mets cometieron un error al liberarlo.

“Sé que te gustaría que te diera alguna respuesta sobre eso”, dijo Cano. “Pero estoy aquí y no quiero hablar de eso.

Lo siento. Pero como dije, no hay resentimientos.

esto es un negocio Eso es lo que decidieron. Sigamos adelante, y ahora estoy aquí”.

Canó bateó un promedio combinado de .149 con un jonrón y cuatro carreras impulsadas en 74 turnos al bate para los Padres y los Mets.

Bateó para .333 con tres jonrones y 20 carreras impulsadas en 96 turnos al bate para Triple-A El Paso después de que los Padres lo liberaran.

Y lo recontrataran con un contrato de ligas menores el mes pasado.

“Creo que estaba oxidado cuando estuvo aquí las dos primeras veces”, dijo el mánager de los Bravos.

Brian Snitker, sobre los problemas de principios de temporada de Canó.

“Solo estás esperando conseguir lo que Robinson Canó es capaz de hacer.

Vale la pena intentarlo. Lleva un mes jugando en Triple-A y le va bien, así que ya veremos. Está en una gran forma”.

VIDEOS

Aquí el primer hit:

Ed Reulbach: 2 blanqueos el mismo día.

Pelotero dominicano firma récord

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *