Miguel Cabrera en problemas legales

El pelotero venezolano Miguel Cabrera ha levantado polémica porque una mujer lo está demandando.

Por supuestamente Miguel Cabrera no quería pagar la cantidad adecuada para mantener a sus dos hijos.

Razón que podría  costearle la cantidad de 100,000 dólares al mes a la estrella venezolana, así lo informó el portal Detroit News.

Belkis Mariela Rodríguez, de 35 años, de la ciudad de Orlando, en Florida.

Demandó a Cabrera en el mes de agosto, cuando el primera base de Tigres de Aragua en la Liga Venezolana de Beisbol Profesional.

Recortó los ingresos que venía recibiendo habitualmente.

En la publicación del medio ya mencionado, también se informa que el veterano jugador de 35 años de edad.

Le compró una casa a la mujer implicada, que estaría valorada en casi un millón de dólares.

Belkis Mariela Rodríguez, de 35 años, de la ciudad de Orlando, en Florida.

Miguel Cabrera por su parte, quiere realizar unas pruebas de paternidad a los pequeños, que nacieron entre 2013 y 2015.

Debido a que considera que Rodríguez ha decidido extorsionarlo, todo esto de acuerdo a unos informes judiciales.

“El equipo legal de Cabrera ha acusado a Rodríguez de ‘embarcarse en una misión para extorsionar dinero adicional.

Que se usará en su beneficio bajo el disfraz de manutención infantil’, según los registros judiciales archivados en el Condado de Orange.

Florida”, añadió el portal Detroit News.

“Miggy”está casado con Rosángel Polanco desde el año 2002. Con ella tiene tres hijos.

Aquí las images junto a su familia:

Familia de Miguel Cabrera

El venezolano está muy cerca de alcanzar en la lista de todos Los tiempos en lo que se refiere a los hiteadores y uno de los mejor, y hablamos de Ichiro suzuki.

Su situación personal es algo que tiene que lidiar y á su vez entrar al campo cómo si no hubiese pasado nada, y concentrarse en conectar la bola día a día y enfocarse al 100%.

1 comentario

  1. eso es viejo desde hace 4 años el ya resolvio, no se q ganan x desprestigiar la carrera de un pelotero…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *