3 figuras que los Yankees tienen que sacrificar si fracasan en 2023

Las posibilidades de clasificación de los Yankees de Nueva York a los playoffs son casi nulas en esta temporada de MLB y este fracaso tendrá consecuencias sonoras.

Ya el propietario del equipo de Yankees, Hal Steinbrenner, prometió una revisión profunda al final de la campaña de Grandes Ligas, y también varias leyendas del club dieron su opinión este fin de semana sobre la crítica situación y coinciden en que debe haber sacrificios.

Los seguidores del club piden la cabeza del manager Aaron Boone, pero el timonel no es el único entre quienes se piensa que pagarán las consecuencias.

Aaron Boone

Los analistas de las Grandes Ligas creían hace un mes que “Boonie” sería el primer manager despedido de esta temporada. Y aunque no sucedió, los seguidores del equipo del Bronx no han dejado de pedir su salida del banquillo que ocupa desde 2018. Si bien Boone tiene récord positivo al frente de los Yankees y los llevó a los playoffs en todas las temporadas anteriores, no ha podido llegar a la Serie Mundial como prometió y el desastre de 2023 llevará al alto mando a buscar a un nuevo manager en el receso de invierno.

Brian Cashman

Boone no es el único al que tachan de culpable en la decepción de esta temporada y cuya salida piden. Cashman acumula ya varios años de fracaso como gerente de la organización neoyorquina y sus movimientos fallidos de las últimas campañas han empeorado su imagen. El venezolano Luis Sojo, que fue parte de los Yankees, lo resumió este fin de semanas con sus declaraciones: “Boone no tiene la culpa. Han pasado cosas que no puede controlar. (Brian) Cashman es muy controversial, pero no se están logrando las victorias y a alguien hay que sacrificar”.

Gleyber Torres

Torres no es culpable de nada de lo que ha sucedido este año y por el contrario, es el bateador más consistente de la ofensiva de los Yankees y está entre los líderes de varios departamentos del club con 25 jonrones, 23 dobles y 62 remolcadas. Pero eso es justamente lo que lo llevará a ser sacrificado. La segunda base venezolano de 26 años de edad es el jugador por el que más pueden obtener a cambio y en Nueva York necesitarán adquirir piezas de calidad para cambiar la cara del club en la próxima temporada.

Google news

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *